Un tiempo favorable

Quizás cuando pensamos en el tiempo de Cuaresma lo primero que nos viene a la mente es identificarlo con ayuno, penitencia, pecado, tristeza y sobre todo con la cruz y la muerte. Tenemos una mirada muy negativa y a menudo nos olvidamos de que este tiempo es realmente un momento de gracia, donde el Señor quiere restaurar nuestra vida.


¿Has pensado como quieres vivir la Cuaresma? El testimonio de estos dos jóvenes te puede ayudar.


Hacer silencio


Al pensar en este tiempo de cuaresma resuenan en mi corazón las palabras de San Pablo que leeremos en segunda lectura del Miércoles de Ceniza: "ahora es el tiempo favorable" (2Cor 5, 20-6,2).


Es un tiempo:

  • Favorable para ser llevada por Espíritu Santo al desierto, a mi desierto,

  • Favorable para contemplar la luz de Jesús transfigurado, que ilumine mi vida para poder decir como Pedro "qué bien se está aquí"

  • Favorable para tener sed como la samaritana,

  • Favorable para recibir el abrazo del Padre como el hijo pródigo, para la reconciliación.


Comienzo esta Cuaresma con un deseo de hacer silencio en la oración, ese silencio que deja mi corazón abierto a escuchar y disponible para el encuentro con Jesús.


Paula, grupo misionero omi


Abrir el corazón


Este tiempo de Cuaresma me gustaría vivir con un corazón abierto a los demás y atento a sus necesidades, para poder amarlos, pero sobre todo con un corazón humilde ante el Señor para que sea Él quien me ayude a ser mejor persona cada día.


Es un tiempo muy bonito para alimentar más mi fe, pero también para reflexionar sobre mis errores cometidos y pedir perdón a los demás y a Dios. Lo que más me ayuda a vivir este tiempo es hacer oración, leer la Biblia, asistir a la Eucaristía y ayudar a mis hermanos en lo que pueda.


Alfredo, la parroquia de san Diego en Madrid


La Cuaresma dura 40 día. A lo mejor dirás: - es mucho tiempo, ya lo pensaré más adelante. Te invito a que hoy vayas preparando tu corazón para poder descubrir a Dios en cada acontecimiento de tu vida, en todo lo que haces.


¡No pierdas esta oportunidad!

Dios sale a tu encuentro. Depende de ti si quieres que camine a tu lado.

71 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo