top of page

Hacía la gruta de Belén

Para encontrar a Jesús, hay que llegar allí, donde Él está;

hay que rebajarse, hacerse pequeño,

para entrar en ese establo donde nació el Hijo de Dios.

Papa Francisco


La Navidad es una experiencia profundamente humana en la que somos invitados a colocarnos por un momento junto a sus protagonistas, María, José, los animales del portal, los pastores, o entre aquellos que venían de lejos trayendo ofrendas. Todos ellos desde sus circunstancias nos enseñan a dirigir la mirada del corazón hacia lo que está ocurriendo, hacia la presencia de Dios que se ha hecho niño.



En medio de la soledad, del miedo, del abandono y el rechazo, la vida se hace paso ordenando con inmensa sencillez nuestro mundo.


Este año os invitamos a escoger uno de los personajes del Belén para hacer un pequeño ejercicio de imaginación  ¿Qué sentimientos traía, que circunstancias le llevaron a ir a ver a Jesús? ¿Cuáles son sus deseos? De la mano de este personaje acerquémonos a Jesús y dejémonos transformar por él.


Llueguemos a Belén y quedémonos en silencio acompañando el misterio, abramos nuestros sentidos y dejémonos invadir por su misericordia y su ternura. Búsquemos un tiempo para contemplar en vivo y en directo el Misterio de Navidad.


Las Misioneras Oblatas de María Inmaculada

os deseamos una Feliz Navidad.

102 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

¡Id...!

bottom of page