top of page

El triunfo victorioso

Un gran terremoto, un resplandor como un relámpago, gente atemorizada que cae al suelo como muertos, … Falta solamente una banda sonora. Esta escena parece ser de una película de superhéroes.

Imagínate que estás en el cine y ves la escena final de una película en la que se muestra la victoria triunfante del bien sobre el mal de un superhéroe que sube de las cenizas de una batalla a la luz esplendorosa acompañado por una banda sonora conmovedora. ¡Esplendido! Pero aquí se trata de las palabras de la narración de la Resurrección de Jesús por el evangelista Mateo. Quizás, a Mateo le gustaban las escenas de héroes. Jesús realmente ha triunfado sobre el mal, ha vencido la muerte. Nos ha traído la victoria del bien sobre el mal.


¿Lo ha hecho como un superhéroe?

¿Cómo ha pasado la Resurrección

de Jesús?



Te invito a leer el texto bíblico de la resurrección según Mateo 28,1-7

“Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. De pronto se produjo un gran terremoto, pues el Ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, hizo rodar la piedra y se sentó encima de ella. Su aspecto era como el relámpago y su vestido blanco como la nieve. Los guardias, atemorizados ante él, se pusieron a temblar y se quedaron como muertos. El Ángel se dirigió a las mujeres y les dijo: «Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús, el Crucificado; no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho. Venid, ved el lugar donde estaba. Y ahora id enseguida a decir a sus discípulos: "Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis." Ya os lo he dicho” .

Mateo escribe que el gran terremoto tuvo lugar por la mañana mientras las dos Marías se acercaban al sepulcro. El Ángel como un relámpago movió la piedra, se sentó encima y el sepulcro estuvo vacío. ¡El sepulcro estuvo vacío ya! Entonces, cuanto pasó todo el espectáculo, Jesús ya había resucitado.


La Resurrección de Jesús tuvo lugar en el silencio de la noche. Nadie la vio, pero después, los amigos de Jesús le encuentran a Él vivo en medio de ellos. Lo importante en la vida pasa en el silencio, en el interior, en la noche. La vida nueva de un bebé empieza en el seno de una madre. Está gestionándose nueve meses. No se ve, pero el corazón late y vive. La vida de una planta empieza en una semilla escondida en la tierra.

Con mucho ruido a nuestro alrededor no nos damos cuenta de las maravillas que pasan a nuestro alrededor y en nuestro interior. Por eso, te invito a tomarte un tiempo de silencio, leer y meditar el texto del Evangelio y buscar momentos de la Resurrección y de la Vida en tu día a día. Invita a Jesús que te deja ver momentos de Resurrección en tu vida y pídeselo a Él que te de su Vida Nueva que trae la paz y la alegría.

¿Qué signos de Resurrección ves en tu interior y a tu alrededor?


Puedes hacer una foto o plasmarlo pintando etc., lo que para ti significa la Vida.


Kristin OMI


el triunfo victorioso
.pdf
Download PDF • 497KB

40 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page