top of page

Nuestro tesoro - la caridad


“Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”

(Jn 15,13)


Cuando escuchamos o leemos esta frase, seguramente pensamos en Jesús, en el momento en el que la dice a sus apóstoles poco antes de su pasión, muerte y resurrección. Quizás al escucharla nos sentimos débiles, sin recursos, y pensamos que sólo la pudo vivir Jesús porque era hombre, pero al mismo tiempo Dios.


pequeños gestos de caridad

Párate un instante, lee la frase y piensa:

¿Qué quiere decirme hoy Jesús a mí? ¿A qué me invita?


Son muchos los momentos en los que, en nuestra vida cotidiana, podemos dar la vida por las personas que tenemos a nuestro lado, las personas que queremos, no hay que hacer grandes cosas, tan sólo hacer lo que hacemos poniéndonos en el lugar del otro, actuando con cariño, con ternura, con amor, con caridad. Dedicar tiempo a escuchar a una persona, a hacerle compañía, es un gesto sencillo de dar la vida por otro. Piensa en cuantas cosas pequeñas, que parecen insignificantes haces cada día por otros, ¿Qué gestos hay en ti, que reflejan esa entrega por los demás? ¿cómo te sientes cuando dedicas tu tiempo a hacer algo por otros sin pensar en ti mismo?


Para poder amar así, para que mi entrega sea generosa, incondicional, Dios me ha amado primero: ¿Acojo yo ese amor que Dios me tiene? ¿lo siento? ¿soy yo capaz de amarme como Dios me ama, con mis debilidades y mis fortalezas?

Jesús ha dado su vida por mí porque me quiere, porque soy importante para Él. Todos hemos recibido un corazón capaz de amar y ser amado. ¿Qué quiero hacer con ese amor que recibo cada día?


Te invito a que escuches la siguiente canción que habla sobre nuestro tesoro - la caridad, que se nos ha regalado.




DAME SEÑOR


Dame Señor una mirada atenta hacia los demás,

unas manos abiertas para acoger con generosidad,

un corazón lleno de amor para dar,

unos oídos atentos para escuchar.

Que sepa compartir, lo que recibo de ti,

con los demás, que nunca me canse de llevarte a los demás,

que sepa reconocer las necesidades de los demás,

que lo cotidiano de cada día lo viva con caridad.

Y que nunca olvide que ERES TÚ QUIEN AMA EN MÍ A LOS DEMÁS.


nuestro tesoro - la caridad
.pdf
Download PDF • 419KB

pequeños gestos de caridad

Asun OMI


66 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page