Mirada agradecida

La vida cristiana es, ante todo, la respuesta agradecida a un Padre generoso. (Papa Francisco)

Estamos ya en los últimos días del año 2021. Ha sido un año de muchas sorpresas. ¿Quien hubiera pensado que habría que seguir con las medidas de la pandemia hasta el día de hoy?


Pero a pesar de la pandemia y sus restricciones, hemos vivido muchos momentos por los que podemos estar profundamente agradecidos. También nuestro pequeño Instituto este año ha celebrado acontecimientos que nos llenaron de agradecimiento:

El 8 de septiembre cumplimos 20 años de nuestra aprobación diocesana como Instituto Religioso. Este día nos reunimos para celebrar la Eucaristía y dar gracias a Dios por los dones que hemos recibido a lo largo de estos años.


Jola y Theresa que iniciaron el Noviciado

Después el 14 de septiembre dos chicas jóvenes comenzaron su tiempo de Noviciado. Jola de Polonia y Theresa de Alemania se comprometieron a seguir profundizando en el Carisma Oblato para discernir su adhesión más estrecha a nuestra comunidad religiosa. Todo un signo de esperanza, el Señor sigue llamando para seguirle bajo nuestra forma de vida.


Celebración de Adviento delante de la casa en Alemania

A finales de septiembre la comunidad Santa Lioba en Alemania se mudó a Ramsdorf, donde la hna. Kathrin omi comenzó a trabajar en una parroquia. La comunidad fue acogida con mucho cariño por la gente de esta pequeña ciudad. Además este lugar parece ofrecer más posibilidad de desarrollar allí nuestra misión. Podréis leer más sobre esta experiencia en un artículo previo.




Otra razón por la que estamos muy agradecidas, es que un grupo de Laicos quieren compartir con nosotras nuestro carisma. En Diciembre tuvimos una celebración donde recibieron la cruz oblata como signo de pertenecia a nuestra familia Oblata.


Estas y muchas más son razones por las que podemos dar gracias a Dios por este año 2021.

¿Qué acontecimientos descubres tú

para dar gracias a Dios, cuando piensas en este año?


Seguro que si te paras un rato, se te vendrán a la mente unas cuantas cosas. Este puede ser un buen momento para dar gracias a tu Padre del cielo, que te las ha regalado y prepararte para esperar con alegría el nuevo año que está a punto de comenzar.


Lisa Renner, omi

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo