Únete a orar por las vocaciones OMI


Vuelve el Rosario Continuo por las vocaciones oblatas en su decimotercera edición!

Nos relevaremos en la oración ininterrumpidamente desde la medianoche del 21 hasta las 24:00 del 29 de mayo (Roma UTC +2).


Si quieres formar parte de esta gran familia que se une en oración puedes donar 30 minutos de tu tiempo eligiendo y reservando tu turno aquí: www.rosariovocacional.com


Este año 2022 celebramos el XIII Rosario Continuo por las vocaciones oblatas. La iniciativa, que nació en la que fue la Provincia de España, fue confiada por el padre Ismael OMI a los laicos. En estos diez años en los que he promovido y cuidado este proyecto he visto con alegría cómo ha ido creciendo y extendiéndose, más allá de España. Esta iniciativa es una de las múltiples formas que tenemos los laicos de manifestar nuestra corresponsabilidad en el carisma oblato.

Rezar por las vocaciones oblatas es responder a la llamada del Señor que nos invita a pedir a Dios que envíe obreros a su mies. Es rezar para que haya jóvenes que respondan a la vocación a la vida consagrada y al sacerdocio en este carisma, también es rezar porque aquellos que ya han respondido a la llamada para que perseveren tanto en la formación como en la misión, para que todos los oblatos sean fieles a su vocación en los momentos de crisis y dificultad. Es también rezar para que las familias entiendan que sus hijos elijan vivir según el carisma de San Eugenio y vivan con alegría el tener un hijo oblato. Rezar por las vocaciones oblatas es rezar no solo por los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, sino también por las vocaciones de los distintos institutos que forman parte de la Familia Oblata: oblatas, OMMI, COMI, etc. También para que haya jóvenes que se sientan llamados al matrimonio y para que entiendan que ellos también pueden vivir según el carisma de San Eugenio y formar parte de su familia. Rezar por las vocaciones oblatas es, en definitiva, rezar para que toda la Familia Oblata crezca y juntos podamos decir "entre nosotros la caridad, la caridad, la caridad y, fuera, el celo por la salvación de las almas".

Ojalá que esta iniciativa, que nació en la Provincia de España y está hoy integrada en la Provincia Mediterránea, sea una misión para todo el mundo. Ojalá que nos haga entender que todos, consagrados y laicos, tenemos un solo corazón y una sola misión. Mi deseo es que a partir de este año no veamos la iniciativa del Rosario como algo a lo que nos invitan a unirnos sino como una misión propia de la que somos responsables y que queremos promover en nuestro entorno. Alabado sea Jesucristo y María Inmaculada Un fraternal saludo.


Pablo Renedo

Laicos Oblatos Aluche

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo