Un estilo de vida

El pasado 2 de febrero junto a la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo, celebramos la Jornada Mundial de la Vida consagrada con el lema “La Vida consagrada, parábola de fraternidad en medio de un mundo herido”. Personalmente me siento invitada a agradecer el don de la Vida consagrada, que está siendo presencia de luz y de fraternidad en el mundo herido, intentando vivir actitudes de amor, de misericordia y perdón desde la entrega gratuita de la propia vida.


Desde esta perspectiva el Evangelio de hoy, sigue siendo una invitación no sólo para los miembros de la Vida Consagrada, sino para todos los cristianos, a ser signos concretos de la misericordia de Dios, a contagiarnos del estilo de vida de Jesús en su modo de acercarse a las personas, en este caso a la suegra del Apóstol Pedro y a muchos enfermos más. Jesús busca salvar y levantar a la persona necesitada y que confía en la misericordia de Dios ¿Cómo está tu confianza en el Señor?


San Marcos1, 29 - 39

"Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó".


19 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo