Un Dios cercano


En estos días contemplamos como Dios no quiere quedarse lejos de nosotros. Por esto, su palabra llegó más cerca todavía y se hizo presente en medio de ti y de mí.


San Juan 1, 1 -18

“La palabra se hizo carne y acampo entre nosotros”


Pidamos al Señor, la gracia de saber reconocer que todo lo que existe a nuestro alrededor es una expresión de su palabra, una revelación de su presencia llena de amor y de ternura a todos nosotros.


¿Soy suficientemente contemplativo para percibir y experimentar la presencia de la palabra de Dios en mi vida y en lo que me rodea? ¿Qué suscita en mi esta cercanía de Dios?


21 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Confía