Un corazón maternal


“Acompañadas por nuestra madre, María Inmaculada".

cf. CC 10 &36


Como cada domingo llego a la parroquia y nos preparamos para comenzar la catequesis familiar, hoy nos toca hablar del tema de la virgen María. Les preguntamos a los pequeños que nos digan cinco características de su mamá… cómo es, que hace por ellos, como les cuida… enseguida empiezan a venirles las ideas, pero todos coinciden en una misma cosa: mamá me quiere y me cuida. Con esto basta.


Así les comenzamos a contar la historia de María, la madre de Jesús y madre nuestra. María la joven sencilla y humilde que confío y dijo Si, así ella nos enseña a responder en lo pequeño a la voluntad de Dios.



Un amor sin condiciones


María Inmaculada es para nosotras guía, modelo, protectora, compañera, pero ante todo es madre. Decimos en nuestra Constitución 10 “la tienen siempre por madre”, ella nos acompaña, nos cuida, nos consuela, nos indica el camino a seguir. Con ella vivimos nuestras alegrías y también le encomendamos nuestras preocupaciones y sufrimientos así como la vida de tantas personas que sufren.


La Inmaculada nos muestra también nuestra identidad, como mujeres consagradas a Dios por medio de los consejos evangélicos, descubrimos en ella el modelo de nuestra entrega a Dios.


Encontramos en María el modelo perfecto de quien acoge la Palabra de Dios y se entrega a ella con total disponibilidad, en actitud de servicio. María es el mejor ejemplo de un amor sin condiciones que siempre mira hacia adelante, como el amor de una madre.

En María encontramos la llave de nuestra vocación, de nuestra consagración:

- Solo si nos quedamos con María, si vivimos en íntima unión con ella, si la acogemos en nuestra casa como hizo Juan, el discípulo amado, podremos aprender a amar con un amor esponsal.


- Solo si entramos en la escuela de la escucha de la Palabra podremos esperar como María en las promesas del Señor.


- Solo si nos acercamos a su corazón maternal podremos entrar en el misterio del Verbo encarnado para poder amarle y seguirle.


María nos traza el rumbo, ella es la virgen que recibe a Cristo para darlo al mundo, ella siempre nos trae la bendición, nos trae la Salud.



Mari Mar, omi


25 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo

Miradas

Rezamos

por ti

Contacto

c/ Raimundo Fernández Villaverde18A

28003 Madrid

+34 910 42 95 93

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
Páginas de contacto

© 2023 by HARMONY. Proudly created with Wix.com