Entregarse con alegría

"NADIE TIENE AMOR MÁS GRANDE QUE EL QUE DA LA VIDA POR SUS AMIGOS"


Esta frase del evangelio de Juan me ha acompañado mucho en mi camino vocacional, siempre preguntándome: ¿soy yo capaz de vivir estas palabras? Conforme voy avanzando en mi vida consagrada, voy siendo más consciente de que ese dar la vida no es un momento puntual, la vida se da por los demás día a día, en cada momento, circunstancia, con cada persona que el Señor te va poniendo en el camino.


Muchas veces siento impotencia, fragilidad, pero al mismo tiempo alegría, alegría por poder simplemente estar, alegría por reconocer que, a pesar de mi pequeñez, el Señor hace su obra en mí y a través de mí.


Pregúntate hoy: ¿Por quién me llama hoy el Señor a entregar mi vida?



San Juan 15, 9 - 17

"A vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer".


24 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo