Déjate tocar

En el evangelio de este domingo un leproso se acerca a Jesús y le pide que le sane. Jesús quiere, le toca y le sana. Hoy nos invita a qué nos dejemos tocar, que estemos dispuestos a dejarnos transformar. A la vez nos invita a que nos dejemos tocar por la realidad que nos rodea. A qué no seamos indiferentes ante las dificultades, ante las debilidades y el sufrimiento.


El Señor me invita a seguirle, a no dejar de lado a aquellos que se acercan en lo cotidiano de mi vida con pequeñas lepras y a tener una mirada de compasión al igual que Jesús.


San Marcos1, 40 - 45

"Si quieres, puedes limpiarme."


21 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo