San Eugenio

p011 1 01 Eugenio nace el 1 de agosto de 1782 en Aix-en-Provence al sur de Francia en una familia aristocrática. Eran momentos de muchos cambios en Europa y a causa de la revolución francesa pasa la mayor parte de su infancia en el exilio en Italia. Cuando vuelve a los 18 años a su país natal, que ha cambiado mucho, el joven Eugenio busca dónde encontrar su sitio.

Tras una experiencia especial ante la cruz un Viernes Santo, descubre a Jesucristo como su Salvador, se pone en camino y va discerniendo su vocación a ser sacerdote. Recién ordenado se entrega en Aix-en-Provence  sobre todo a los más necesitados, a los encarcelados, a la gente sencilla y trabajadora predicándoles en su lengua natal. Además se dedica a los jóvenes promoviendo de nuevo entre ellos un auténtico espíritu cristiano. Eugenio pronto se ve desbordado por tantas necesidades, por eso escribe a compañeros sacerdotes con la intención de fundar una congregación de vida religiosa que se dedicara a las misiones populares en la región de Provenza. Así funda en 1816 los misioneros de Provenza, que en 1826 serán aprobados por Roma como los escudo oblatoMisioneros Oblatos de María Inmaculada

Pocas décadas después la congregación de los Oblatos, bajo la guía paternal de Eugenio de Mazenod, se extiende hacia América, África y Asia, asumiendo la evangelización de la gente más pobre, incluso en lugares difíciles como en el Norte de Canadá. En Marsella, donde Eugenio fue obispo desde 1832, muere rodeado de sus hermanos misioneros el 21 de mayo de 1861.
En 1995 Eugenio de Mazenod fue canonizado.
tumba eugenio

 

Nosotras como Misioneras Oblatas participamos del carisma que San Eugenio recibió del Espíritu Santo, que es un don para nosotras y para toda la Iglesia, y que nos sentimos llamadas a actualizar en nuestro tiempo.

Pulse en los siguientes enlaces para ver algunos artículos de San Eugenio de Mazenod.

San Eugenio de Mazenod, fundador, padre y maestro.pdf

San Eugenio de Mazenod, sufrimiento y dirección espiritual.pdf