Misioneras Oblatas de María Inmaculada

 Misioneras Oblatas de María Inmaculada

Somos solamente un pétalo de la “flor” que es la Iglesia

Somos una familia 3D03d

El fin de semana de 3 a 5 de febrero tuvimos un encuentro de la familia oblata en Jaén. Oblatos, laicos y nosotras, las oblatas, pudimos compartir el espíritu de nuestro carisma y las experiencias concretas que vivimos cada uno en nuestras comunidades y en la misión.  
Fuimos un grupito no muy grande, pero lleno de ilusión de poder encontrarnos los diferentes miembros de la familia oblata, que veníamos de las diferentes partes de España.
La familia oblata somos una parte de algo muy grande.  Somos el pétalo, solo un pétalo de una flor, que es la Iglesia. Y para poder contemplar la belleza de esta flor necesitamos de la presencia de otros pétalos.

2fam.omi17Somos una familia en sus tres dimensiones: oblatos, oblatas y laicos. Diferentes pero con un mismo deseo de vivir el carisma oblato. Consientes que, aunque cada uno realiza una misión concreta, necesitamos los unos de los otros, para encarnar con nuestra entrega de cada día el carisma de san Eugenio en el lugar concreto donde estamos.

fam.omi17Entre los puntos del encuentro tuvimos el testimonio de cada uno de ellos y posteriormente un compartir muy profundo y enriquecedor entre los demás, de cómo cada uno de nosotros intentamos vivir lo esencial del carisma, que está recogido en las diez primeras Constituciones.


1fam.omi17La tarde del sábado dedicamos para acercarnos a las “luces y sombras” de las tres dimensiones de nuestra familia. Como resumen de esta actividad, vemos que nuestra familia sin alguna de las tres dimensiones no es la misma y que nos necesitamos mutuamente para poder seguir creciendo.3fam.omi17

Kasia omi